Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
La misión de la familia
El matrimonio: obra de Dios
El sacramento del Matrimonio en el Catecismo de la Iglesia Católica
Hombre y Mujer
Dios y el matrimonio
Se demuestra que niños crecen mejor con padres casados
Si perdemos la familia perdemos el plan de Dios para nuestras vidas
Familia: “La escuela de Bellas Artes más importante”, dice Arzobispo
¿"Pierdes el tiempo" junto a tus hijos?
Cómo mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar
Hacer familia
La Prioridad más importante: ¿Quedarse en casa?
Jim Bob y Michelle Duggar están esperando su hijo número 19
¿8 cesáreas u 8 personas? Mis 8 hijos
La familia fecunda, un pequeño mundo
Discurso
Es preciso defender los derechos de la familia
Los cinco edificios que construye cada familia, según el papa Francisco

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Bioética
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Iniciativas
La acción provida
La oración provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Poemas
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

Es preciso defender los derechos de la familia

autor: Estrellita

categoría: Familia

Abierto a todos los lectores

Meditación mariana del Papa Juan Pablo II el domingo 26 de diciembre

 

Amadísimos hermanos y hermanas:

1. En este domingo celebramos la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret, y es muy significativo que este año tenga lugar al día siguiente de la Navidad y de la apertura del gran jubileo.

Por eso, deseo felicitar de manera especial a las familias: ¡Feliz Navidad y feliz Año jubilar a todas vosotras, familias de Roma y del mundo entero! El jubileo bimilenario del nacimiento de Cristo es vuestro de modo particular, porque recuerda que Dios quiso entrar en la historia humana a través de la familia.

2. La fiesta de hoy me brinda la ocasión propicia para renovar, al inicio del Año santo 2000, un llamamiento en favor de los derechos de la familia, de la vida y de la infancia, reconocidos también por la Declaración universal de derechos del hombre. En efecto, para promover los derechos humanos es necesario defender los de la familia, puesto que a partir de ella se puede dar una respuesta plena a los desafíos del presente y del futuro.

La familia es una comunidad de amor y de vida, que se realiza cuando un hombre y una mujer se entregan de forma recíproca y total en elmatrimonio, dispuestos a acoger el don de los hijos. El hombre goza desde la concepción del derecho fundamental a la vida y eso pertenece a la esencia de la ley natural y a las tradiciones de las grandes religiones, así como al espíritu del artículo 3 de la Declaración universal de derechos del hombre.

La unión entre madre y concebido y la función insustituible del padre exigen que el hijo sea acogido en una familia que le garantice, en la medida de lo posible, la presencia de ambos progenitores. La contribución específica que ofrecen a la familia, y a través de ella a la sociedad, es digno de la mayor consideración.

3. Hoy la familia necesita una especial tutela por parte de los poderes públicos, que con frecuencia se hallan sometidos a la presión de grupos interesados en que se considere derecho lo que en realidad es fruto de una mentalidad individualista y subjetivista.

«¡El futuro de la humanidad se fragua en la familia!» (Familiaris consortio, 86); y la gran familia de las naciones se construye a partir de su célula más pequeña, pero fundamental. Que Dios ilumine a los legisladores, a los gobernantes y a todas las personas de buena voluntad para que promuevan la defensa efectiva de los derechos de la familia, de la vida y de los niños.

Que nos ayude en esto la Sagrada Familia de Nazaret que acogió y ayudó a crecer al Redentor del mundo.


Fuente: http://www.mercaba.org/OSSERVATORE/1999-12-31/53-03-2.htm

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(54.157.81.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote